Candados oficiales: su uso

Candados oficiales: su uso

739
0

Actualmente México ha aumentado su intercambio comercial con otros países y como consecuencia, el tema de la seguridad en las operaciones de comercio exterior es de suma importancia.

Respecto a esto, la supervisión por parte de la autoridad y la responsabilidad de todos los actores involucrados en dichas operaciones ha pasado a ser imprescindible, pues de ello dependerá el correcto funcionamiento del comercio exterior.

De tal forma que la seguridad, el control y manejo de las mercancías de comercio exterior se encuentra sujeta al uso de ciertos medios de seguridad en vehículos o contenedores; lo cual incide directamente  en el arribo de la mercancía  -a su destino- de forma ágil y segura.

¿Conoces alguna disposición a la que se sujete el manejo y control de mercancías en comercio exterior?

Aquí te hablaremos del uso de candados oficiales o fiscales.

De acuerdo al Reglamento de la Ley Aduanera, es uno de los medios de seguridad que se deberá utilizar en los vehículos y/o contenedores que transportan las mercancías. Su finalidad es mantener cerrados los contenedores o asegurar el compartimiento de carga, a fin de que el contenido del mismo y de las mercancías no se vea alterado y una vez que llegue  a aduana, corresponda con lo declarado en el pedimento.

Se colocarán en la palanca principal que asegure el compartimiento de carga del vehículo o en cada una de las palancas mencionadas en caso de que el vehículo cuente con más de una puerta de acceso a dicho compartimiento.

Dentro de las obligaciones que deben cumplir tanto importadores, exportadores y Agentes Aduanales para la correcta y segura operación del comercio exterior, está la del uso de candados oficiales para ciertas operaciones, y su omisión, será causal de una infracción.

El Agente Aduanal deberá utilizarlos, únicamente para las operaciones de comercio exterior cuyo despacho promueva por medio de su patente. Sin embargo, los importadores y exportadores también cuentan con dicha responsabilidad, de conformidad con el Artículo 59B de la Ley Aduanera.

Los candados cumplen ciertas características:

  • žTodos cuentas con una clave de identificación,  que corresponde a tres letras y siete dígitos, donde los últimos dos referirán al año en que se autorizó la importación o fabricación del mismo.
  • Podrán ser de perno o de cable dependiendo del vehículo o contenedor del que se trate.
  • žPara fines de comercio exterior, únicamente podrán utilizarse en color verde o rojo, no obstante, para otros fines existen otros colores.

De su colocación.

A la importación.

Para aquellas mercancías que se destinen al régimen de tránsito interno o internacional, y/o depósito fiscal; se utilizará el candado en color ROJO.

Por otro lado, los candados en color VERDE se utilizarán para aquellas mercancías que se destinen a los demás regímenes.

Sin importar el color del que se trate, cuando el ingreso sea por una aduana marítima, aérea o interior  deberán colocarse antes de que el vehículo se presente  ante el Mecanismo de Selección Automatizado (MSA); no obstante, si se trata de una aduana fronteriza,  deberá colocarse antes de su ingreso a territorio nacional.

Pese a lo anterior, en las importaciones bajo régimen definitivo y temporal que se realicen por aduanas interiores, marítimas o aéreas; NO es exigible el uso de candados oficiales.

Por otro lado, las empresas de la industria automotriz o manufacturera de vehículos de transporte[1], que destinen mercancía al régimen de depósito fiscal,  podrán utilizar los candados colocados por el embarcador en la aduana de origen siempre y cuando los datos de éstos, aparezcan en el pedimento y coincidan con el documento de embarque.

A la exportación.

Candados en color ROJO, se utilizarán para aquellas exportaciones que se realicen por aduanas interiores y bajo el régimen de tránsito interno. Así mismo, deberán colocarse antes de presentar la mercancía ante el MSA.

Para las operaciones que se tramiten en las aduanas de tráfico marítimo o aéreo, NO será exigible el uso de los candados.

Casos de reconocimiento aduanero.

Al llegar la mercancía a la aduana, el vehículo que la contiene ya tendrá colocado el candado que le corresponda e inmediatamente -a su entrada o salida- se activará el mecanismo de selección automatizado (MSA), que determinará si la mercancía debe o no someterse a un reconocimiento aduanero.

Para este caso en particular, es importante mencionar que si tu mercancía se somete a reconocimiento aduanero, el verificador encargado de la verificación de mercancía en transporte procederá a romper los candados oficiales.

Sin embargo, al término de dicho reconocimiento, él mismo tendrá la responsabilidad y obligación de intercambiarlos.

Una vez terminado dicho procedimiento, anotará una leyenda en el pedimento[2] haciendo referencia al cambio y a los números que correspondan al nuevo candado. Por último, es importante que dicha leyenda esté acompañada de su nombre, cargo, área de adscripción, fecha, lugar, número de gafete y su firma.

Excepciones.

Además de las excepciones antes mencionadas para el uso de candados oficiales, conforme a la Regla 1.7.3 de las RGCE, las operaciones exentas son:

  • Aquellas que se destinen a permanecer en la franja o región fronteriza.
  • Cuando por sus características o dimensiones, la mercancía no se transporte en un vehículo con compartimiento de carga cerrado.
  • Cuando el compartimiento del  vehículo no sea susceptible de mantenerse cerrado.
  • žAquellas que se someterán a maniobras de consolidación en franja o región fronteriza.
  • žAquellas mercancías destinadas al régimen de importación temporal o definitiva que se despachen por ferrocarril.
  • Mercancías destinadas al régimen de depósito fiscal o tránsito interno, que sean transportadas en contenedores sobre equipo ferroviario doble estiba.
  • En las operaciones de tránsito interno a la exportación por ferrocarril de las empresas de la industria automotriz o manufacturera de vehículos de autotransporte, cuando inicien en aduanas interiores o de tráfico marítimo.

Para el llenado de tu pedimento.

Primeramente y con la finalidad de tener mayor certeza en tus operaciones, el Agente Aduanal tiene por obligación el llevar un registro de los candados oficiales que adquiera, tanto el número de folio o clave de identificación de cada candado, como la fecha en que lo obtuvo.

En el pedimento y para cada operación, se indicará el número de identificación de los candados oficiales y así mismo, llevará un registro de los números de  los pedimentos con los que haya despachado la mercancía con la que se utilicen candados oficiales.

¿Dónde se obtienen dichos candados?

Es importante mencionar que tu Agente Aduanal cuenta con una gran responsabilidad y amplio conocimiento de la normatividad y disposiciones respecto al comercio exterior; por lo tanto, dentro de su labor,  la seguridad para el manejo de tus mercancías, también juega un papel importante.

De esta forma, trabaja de la mano con aquellas empresas que brinden certeza en cuanto a seguridad y a su vez,  estén autorizados por la ACAJA[3] para fabricar o importar candados oficiales.

¡Tú Agente Aduanal lo hace por ti!

Para mayor información:

Sellos y Candados de Alta Tecnología, SYCATSA

www.sycatsa.mx


[1] ÚNICAMENTE aquellas certificadas en la modalidad de Operador Económico Autorizado (OEA):
[2] Campo de observaciones en el pedimento.
[3] Administración Central de Apoyo Jurídico de Aduanas, pertenece al SAT.

No hay comentarios

Dejar un comentario