SEDENA y su injerencia en el comercio exterior mexicano

SEDENA y su injerencia en el comercio exterior mexicano

351
0

Primeramente es importante mencionar que la función principal de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) es la de defender la integridad, independencia y soberanía de la nación. Sus atribuciones y/o facultades de la Secretaría de la Defensa Nacional se encuentran determinadas (como todas las dependencias) dentro de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF) y además, dentro de la Ley Federal de Armas de Fuego y explosivos.

Ésta última, la faculta para controlar y vigilar las actividades y operaciones industriales o comerciales que se realicen con armas, municiones, pólvoras, explosivos, artificios y sustancias químicas relacionadas con explosivos. Mientras que la LOAPF, para intervenir y regular la importación y exportación de dichos objetos o materiales, entre otras.

Respecto a esto, establece regulaciones y restricciones no arancelarias que consistirán en permisos para la importación o exportación[1] de:

  • Armas de fuego y sus partes, refacciones, accesorios y municiones
  • Armas de gas comprimido, gas carbónico y/o inmovilizadores eléctricos
  • Explosivos y material relacionado
  • Sustancias químicas
  • Materiales para usos pirotécnicos y artificios relacionados con el empleo de explosivos
  • Máquinas, aparatos, dispositivos, artefactos y materiales que se utilicen únicamente para la fabricación, ensamble, reparación y acondicionamiento de armas, municiones o explosivos.

Cabe mencionar que estos permisos podrán ser generales, ordinarios y extraordinarios.

Los permisos generales se concederán a las personas que se dediquen a estas actividades y tendrán una vigencia de un año, se deberán tramitar en todos los casos para la importación o exportación de dichas mercancías, sin importar la eventualidad o recurrencia, de ahí que sean genéricos.

Los permisos ordinarios se expedirán en cada caso para realizar la importación o exportación de manera habitual o permanente de dichos materiales y la vigencia será la señalada en dicho permiso al igual que los extraordinarios, que solo se tramitarán por quienes de manera eventual realicen alguna de estas operaciones.

Es decir, sin importar si de forma recurrente o permanente se realizarán dichas operaciones, es necesario contar con el permiso general (siempre) para que cualquiera de los otros dos permisos sea concedido, según sea el caso.

Las armas, objetos o materiales antes mencionados que se importen al amparo de cualquier permiso, deberán destinarse al uso que se señale en los mismos y en el caso de la exportación se deberá acreditar que se cuenta con un permiso de importación en el país de destino.

Por último, todas las mercancías ya mencionadas, estarán sujetas a inspección en los puntos de entrada o salida de territorio nacional, mediante un interventor militar a fin de verificar que las mercancías cumplan con las características, cantidades o condiciones establecidas.

En los casos referentes a la Armada de México, la adquisición, diseño y fabricación de armamento o municiones, le corresponderá a la Secretaría de Marina intervenir en la emisión de disposiciones relativas a la importación y exportación.


[1] De conformidad con el Acuerdo que establece la clasificación y codificación de las mercancías cuya importación y exportación esta sujetan sujetas a regulación por parte de SEDENA, publicado el 25 de Noviembre de 2002 y sus posteriores modificaciones.

No hay comentarios

Dejar un comentario